El fotógrafo de cadáveres

8:00

Julio Castedo


(Madrid, 1964) es licenciado en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid y especialista en Neurorradiología. Hasta la fecha ha publicado un ensayo cinematográfico “Las cien mejores películas del siglo XX” (Jaguar, 2000), un libro de relatos “La máscara de mi piel” y otro de piezas de teatro breve “Terencio”, ambos en Ediciones del Primor, 2003 y 2005. También es autor de la monografía “Buen uso del lenguaje en los textos científicos y los informes clínicos” (Fundación HM, 2007), así como de numerosos artículos científicos publicados en revistas nacionales e internacionales. Se reveló como novelista con “Apología de Venus” (Efecto Violeta, 2008) y “El jugador de ajedrez” (Efecto Violeta, 2009), con la que obtuvo el reconocimiento de la crítica.  

Datos sacados de la página web de la Editorial 
El blog del autor, La máscara literaria

Argumento

Ambientada en la Primera Guerra Mundial, El fotógrafo de cadáveres narra la historia de dos protagonistas: Stefan Adler, un brillante fotógrafo vienés contratado para fotografiar a los cadáveres de los hijos de la alta sociedad austriaca muertos en el asedio austro-húngaro a la ciudad de Belgrado; y Arthur Klammer, un joven soldado, nihilista e introvertido, que se ve obligado a participar en una contienda que no comprende, una guerra en la que no hay redención ni purificación, sino solo un dolor intenso e injustificable. Tras el estallido de la Gran Guerra, Adler realizará su trabajo con una perfección cada vez más obsesiva, queriendo devolver a los padres de los soldados muertos una imagen serena de sus hijos, un recuerdo que puedan contemplar. Aprende a suturar, a maquillarlos, a disimular sus heridas, para que una vez fotografiados puedan dar la sensación de que estuvieran dormidos. Convierte así un oficio aparentemente repulsivo en una tarea cargada de humanidad. Mientras tanto, Klammer colisiona con un mundo de rigidez e intolerancia militar desconocido para él, y debe enfrentarse a la muerte y al horror una y otra vez. La vida de barro, ratas y peligro de las trincheras le resulta insoportable a un joven culto que no comprende el mundo en el que vive y sueña con ser escritor

Mi opinión


Cuando el autor se puso en contacto conmigo para que leyera su libro, el título ya me llamó la atención y me hizo recordar esas fotos que veía en casa de mis abuelos cuando era pequeña y que tanto me llamaban la atención. Fotos de niños o de bebés o de gente que parecía estar durmiendo y no sabía porque les habían sacado las fotos así durmiendo. Con el tiempo entendí porque dormían y según me contaron cuando fui algo más mayor, cuando alguien se moría les sacaban una foto en cuanto estaban “arreglados” y vestidos “de traje” para enviar a la familia que estaba emigrada y que lo vieran, por una parte para que vieran “como se iba” y como para que quedara claro lo que había pasado.

(…) Sabe que en algunos lugares de Europa, casi siempre en zonas rurales, donde el arte de la fotografía tiene aún evocaciones mágicas, se hacen retratos a los difuntos, casi siempre a ellos solos, simulando que están dormidos o en actitud de reposo, y en ocasiones muy arreglados y con los ojos abiertos, en medio de una extraviada composición familiar. Recuerda en concreto algunas imágenes de finales de siglo, niños de aire triste, con la mirada perdida y sin ninguna expresión, de la época del  daguerrotipo, cuando los largos tiempos necesarios para impresionar las placas fotosensibles conviertieron a los cadáveres en unos modelos fáciles de retratar. (…)

No me hizo mucha falta leerme el argumento para afirmarme que quería leer el libro, pero tras su lectura me quedó claro del todo. El autor me lo envió muy rápido y aprovechando este mes de novela negra, policíaca y de thriller me he puesto con él.

La fotografía capta el instante, no el devenir; se trata de la realidad entendida como un fragmento aislado, no como una parte en un proceso de cambio. A la imagen no le importa lo que el protagonista llegará a ser, o lo que podría haber sido, sino sólo lo que es. Su indiferencia al tiempo la hace única y le confiere pureza. (…)

La portada me gusta mucho, ese objetivo de una cámara antigua, no sé si sabréis que me gusta bastante la fotografía y aunque he dejado de practicarla algo siempre voy con mi cámara en el bolso capturando todo lo que puedo y me dejan. Todo lo que tiene que ver con la fotografía y por tanto las máquinas antiguas me gustan, a quien no?

El libro está escrito en tercera persona. Tiene dos protagonistas, Stefan Adler, que es el fotógrafo de cadáveres y Arthur Klammer, un joven que es destinado a primera línea de la guerra. Los capítulos son de unas dos o tres páginas y se van alternando, unos contando la historia desde el punto de vista del fotógrafo y otros desde el joven “guerillero”. La historia está muy bien contada y de una forma sencilla que te hace leer y sin que te des cuenta llegas al final. Las vidas de ambos protagonistas coincidirán y te sorprenderás conociendo algo que para nada esperas.

Stefan no ignora que la memoria confabula en secreto a favor de nuestro bienestar, que exagera los recuerdos agradables y tiende a dejar escapar lo turbio, a hacer confuso lo abyecto.

Un libro que recomiendo, por la historia, por la sencillez con la que se lee, felicidades a Julio y gracias por el ejemplar que me has enviado.


Ficha Técnica


Editorial.- Plataforma Editorial
Edición.- 2012
Páginas.- 216
Precio.- 17,00 €
ISBN.- 9788415577089

You Might Also Like

17 comentarios

  1. Me gusta, me gusta mucho.
    Ya me había gustado el titulo cuando me hablaste de el pero ahora me has dejado a miel en los labios, que ya sabes queme encantan este tipo de nvelas.
    Por cierto, no sabia lo de hacer fotos a los cadáveres...
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Estoy igual que LAKY, si ya me habia llamado la atencion cuando lo mencionaste, ahora tengo muchas ganas de leerlo. Aver como me hago con él. Besos

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado la reseña que me deja con ganas de leer el libro, a ver cuando puede ser!
    besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué interesante parece este libro!! Me lo apunto. Besos

    ResponderEliminar
  5. No sé, tengo sensaciones encontradas con esta novela. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Ay no sé... parece un poco tétrico eso de hacer fotos a los cadáveres no?? No me acaba de convencer así que lo dejo pasar.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias por la recomendación, no lo conocía, parece muy interesante.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Y yo que acabo de leer y reseñar Ante el dolor de los demás de Susan Sontag, esto de las fotografías de guerra lo tengo muy cercano. Me encantaría leerla, la verdad.
    Besos,

    ResponderEliminar
  9. Qué libro más curioso, me parece una buena opción. Gracias por la reseña. Besos

    ResponderEliminar
  10. Lo he leído hace unos días y me ha gustado, el final totalmente inesperado para mí y Julio escribe muy bien
    besos

    ResponderEliminar
  11. La fotografía post-morten me llama más de lo que me gusta reconocer, y tras leer tu reseña me apetece mucho este libro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. El título y la cubierta ya me llaman mucho la atención, y la tenía apuntada desde que nos la presentaste, pero ahora la remarco. A ver si consigo hacerme con ella :)

    Un beso shakiano!!!

    ResponderEliminar
  13. No lo conocía. Y por lo que cuentas, muy buena pinta que tiene. Me lo llevo apuntado, que me dejas con ganas de probar con este autor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. Tu reseña es tentadora! Tu opinión y puntuación me tientan a su lectura... Me lo apunto!
    Muchas gracias por tu recomendación y estupenda reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Me encanta la temática!
    Me lo llevo apuntado =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  16. Je je pues tenías razón no había leído tu reseña. Dependo completamente de lo que Google Reader me quiera mostrar. Pero mira, he vuelto a ponerle remedio y veo que coincidimos en las sensaciones.

    ResponderEliminar

My little book box

My little  book box
Código de descuento.- omeu

Sigueme

Páginas vistas en total

Valoraciones

Valoraciones

Tarro-libro 2016

Reto Eternos Pendientes

Me podéis leer en